Copa América

Copa América

miércoles, 2 de febrero de 2011

El rojo juega la Libertadores

Perdió 1-0 con Deportivo Quito pero en el global ganó por 2-1.Hilario la figura.

Con un guante. Con el otro. El derecho, el izquierdo. Con los puños cerrados para rechazar uno y mil centros. Con las palmas abiertas. Con las uñas. Y con aguante. Independiente sostuvo su clasificación en una tarea descomunal de Hilario Navarro, bancó el 2-0 de la ida y pese al 0-1 se metió en la fase de grupos de la Copa Libertadores, algo que no conseguía desde 2004.
“Ya está, ya está”, pedía el Turco Mohamed desde el banco, cuando se habían jugado tres de los cuatro minutos de descuento. Ya está, ya está, que se termine este calvario. Porque eso fue el partido para el Rojo. En el primer tiempo, Navarro tapó al menos cinco pelotas tremendas, remates desde afuera que traían el veneno de la velocidad que entrega la altura de Quito. Pero en el segundo tiempo, cuando el técnico eligió que Maxi Velázquez reemplazara a Parra a los ocho minutos, el Rojo renunció al partido.
De hecho, sólo pateó una vez al arco en esa etapa, con ese derechazo de Patito Rodríguez que pasó cerquita del palo izquierdo de Elizaga. Antes y después, todo fue de Deportivo Quito. Nada pudo hacer Hilario ante ese derechazo medido de Michael Jackson Quiñonez, quien convirtió el último tramo de la serie en un Thriller.
Estuvo ahí nomás el local de clavar el 2-2 y forzar los penales. Independiente sólo aguantaba. Esperaba que llegara el pitazo final. Sabía, claro, que en el arco tenía un par de guantes que se doblan, pero no se rompen.
Fuente:Olé.com.ar

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Postea tu comentario sobre la nota! Eso si...sin puteadas por que sino será excluido,así que después no se enojen!.

Fans

Aviso